Los fotomurales son grandes reproducciones fotográficas y pictóricas que colocadas en la pared de nuestra casa nos transportan a otros parajes y nos acercan a la naturaleza, creando un ambiente exótico. Para que su colocación resulte más sencilla, los fotomurales están divididos en fragmentos más pequeños.

 

Las medidas estándar de nuestros fotomurales facilitan su integración en la decoración de cualquier hogar, pero si deseas que tu fotomural sea más pequeño puedes medir y recortar los extremos para ajustarlo a las medidas de tu pared, sin que esto dificulte su colocación.

Te recomendamos que antes de iniciar la colocación de tu fotomural dispongas las piezas sobre el suelo para comprobar que la imagen se compone de manera correcta y que los diferentes fragmentos son del mismo tamaño, para lo que te aconsejamos que los coloques unos sobre otros. En caso de que observes defectos de fabricación al realizar este proceso, te rogamos que te pongas en contacto con nosotros para informarnos antes de iniciar la colocación, pues en nuestras condiciones generales especificamos que aceptas el producto una vez ha comenzado su colocación. 

 

Los pasos a seguir en la colocación del fotomural son los siguientes:

Preparación de la pared.

Para la correcta adhesión del fotomural, la pared ha de ser lisa. Antes de pegar el mural debemos retirar el papel viejo, desempolvar, lavar con agua y limpiar bien la superficie. Además, es necesario eliminar las asperezas, en caso de que las haya, y tapar los agujeros o fisuras.

En el caso de los murales de puerta, si la puerta es lacada es recomendable lijarla ligeramente antes de la colocación. Para puertas de materiales que no son madera pregunte en su tienda de bricolaje sobre el tipo de cola que debe utilizar.

Preparación del pegamento.

Algunos de los fotomurales traen la cola en el embalaje, de modo que debes fijarte en la descripción del producto en el momento de adquirirlo para saber si la cola está incluida. Este pegamento debe diluirse antes de usar y debes seguir las siguientes proporciones: 60 gramos en 1'5 litros de agua. 

Para los fotomurales que no incluyen la cola, ésta se puede adquirir en tiendas de bricolaje o en nuestra web, donde la encontrarás como producto adicional. Tendrás que seguir las indicaciones de dilución para papeles ligeros-medios que se recomienda en el envase. En el momento de aplicar la cola sobre el papel, es importante que apliques una capa delgada y uniforme de cola.

Si humedes demasiado el papel con la cola, la superficie estará mojada y será más fácil que se rompa. Debes aplicar una capa de cola fina y esperar a que el tejido la absorba, calculando que el tiempo de absorción sea el mismo para todas las partes porque de este modo evitarás que haya diferencias de tamaño entre las mismas.

Preparativos antes de la colocación.

Recomendamos trazar líneas horizontales y verticales delimitando el espacio que debe ocupar cada fragmento para que éstos queden paralelos a la arista de la pared. 

Es importante antes de pegar el fotomural en la pared, colocar todas las piezas del mismo en el suelo para comprobar que todos los paneles encajan y verificar también la posición de cada uno de ellos. Después de colocarlo en la pared no aceptaremos ninguna reclamación relativa al tamaño de los paneles o al color.

Colocación

Pegar el panel a la superficie tras aplicar una capa delgada de cola únicamente sobre el papel, siguiendo los números del trazado anteriormente realizado. Comenzar a pegar cada fragmento por las esquinas superiores e ir pegando hacia abajo con ayuda de una brocha de empapelar o un rodillo. Si se formasen burbujas de aire, estirar el papel desde el centro hacia los lados con algún utensilio suave o con las manos, para no dañar el papel.

Una vez colocado cada fragmento, no se podrá despegar para corregir la posición. Se debe tener mucho cuidado al pegarlo pues si no se ponen los fragmentos rectos no casará el dibujo.

Está permitido superponer hasta 0.5cm entre las piezas de un fotomural debido a la expansión o contracción que se produce en los paneles al humedecerlos con la cola. Se recomienda aplicar el mismo tiempo de colocación y secado para cada uno de los fragmentos.

Secado

El secado tiene que ser relativamente lento, ya que un secado rápido podría provocar una fisura y el fotomural terminaría finalmente por resquebrajarse.

 

¡Cuidado!: -Saca el fotomural del tubo de embalaje con sumo cuidado. Si hay grapas, asegúrete de quitarlas previamente con delicadeza. -Se aconseja no cortar el fotomural una vez que se ha aplicado la cola. Si se lleva a cabo este procedimiento y el fotomural se rompe, la tienda no se hace responsable. -Al levantar los fragmentos para adherirlos a la pared, ten cuidado de que no se enrollen o se peguen. Para ello, hazlo lentamente y evita corrientes de aire.